Cuando hablamos como entrenadores sobre colocarnos al nivel de madurez de cada uno de nuestros alumnos, jugadores o atletas, o como lo queramos llamar, nos referimos a que todos los seres humanos aunque tengan las mismas edades y estén en el mismo grupo de entrenamiento, no tienen el mismo nivel de madurez.

Esto hoy en día es fundamental para nosotros los entrenadores de tenis, ya que cada día que pasa debemos estar más actualizados y preparados integralmente para manejar y trabajar con cada uno de nuestros jugadores atendiéndolos como un individuo único, de esta manera podremos generar la empatía necesaria para que la relación entrenador-jugador sea exitosa.

A jugadores profesionales como Nadal, Federer, Agassi o Sampras, les han preguntado en que se basaron o cuál fue el pilar fundamental de su fortaleza mental a la hora de jugar partidos claves o manejar situaciones de juego importantes, y todos han dicho algo distinto, sobre su fortaleza mental en dichos momentos. Nadal “mi actitud positiva y espíritu de lucha ante la adversidad”, Federer “ nunca tuve una excusa para volver a intentarlo una vez más”, Agassi “ la cancha era mi campo de batalla, por eso salí siempre a luchar todas las pelotas”, Sampras “ siempre luché con mis mejores golpes en los momentos apretados del partido”. Aunque todos ellos siempre hacen ver que tienen una mentalidad luchadora y actitud positiva, todos lo adaptaron a su forma de ser y de esa manera lo transmiten hoy en día a sus fans; de esta misma manera el entrenador debe buscar la manera de adaptarse y ser empático con sus alumnos.

La empatía hacia nuestro prójimo es una de las claves del éxito de los grandes entrenadores, sin dejar de lado la motivación, dedicación, pasión y espíritu de trabajo duro para formar jugadores integrales.

Escrito por nuestro Entrenador Jesús Rondón – Zulia.

Pin It on Pinterest

Share This